Como Vivir con Lupus

¿Cómo afecta la vida familiar?

Inevitablemente, la vida familiar cambia cuando un miembro de la familia recibe el diagnóstico de lupus. La buena comunicación será importante para asegurarse de que la vida familiar permanezca tan normal como sea posible es muy importante mantener una buena comunicación. Compartir información sobre la enfermedad, sus síntomas y su tratamiento pueden aliviar los temores y las preocupaciones que cada uno pueda tener. Mantener un programa de actividades prudente es otra buena idea. Aprenda a hacerse tiempo para lo que realmente importa, diga “no” a lo que no es importante y deje el resto para mañana, o para los días subsiguientes.

Indudablemente, ser un padre o una madre con lupus hace más difícil la paternidad o la maternidad.  Como padre o madre Ud. debe intentar:

  • mantener un programa de actividades prudente
  • reasignar las responsabilidades del hogar según sea necesario
  • solicitar ayuda a amigos o familiares cuando sea posible
  • hablar con sus hijos sobre el lupus y sobre los cambios que la enfermedad puede provocar con respecto a su salud y a las responsabilidades de los distintos miembros de la familia

Si su hijo o hija tiene lupus Ud. deberá tener en cuenta su bienestar emocional y físico. Debe tomar conciencia de los desafíos que su hijo o hija tendrá que enfrentar ahora y en el futuro. Eso les permitirá a ambos crear estrategias a corto y largo plazo. Por sobre todas las cosas, debe alentar a su hijo o hija a tener objetivos y sueños, y a esforzarse por conseguirlos. Es importante hacerle saber a sus hijos que el lupus no debe controlar todos los aspectos de sus vidas.

Es posible que los hombres con lupus sientan una pérdida de masculinidad debido a que el lupus es mucho más frecuente en las mujeres que en los hombres. No obstante, los hombres con lupus son fértiles, pueden ser sexualmente activos y tienen capacidades reproductivas normales. Una excepción es que el tratamiento con medicamentos citotóxicos (quimioterapia) puede provocar esterilidad tanto en hombres como en mujeres.

Envíe una Pregunta a los Expertos